actividades del plomero

INFORMACION SOBRE LAS ACTIVIDADES DEL PLOMERO

En fábricas, casas habitación, obras de construcción y, en

general, en toda edificación, se requiere instalar o reparar

redes o sistemas de tubería a través de los cuales se canalizan

líquidos y gases. El Plomero es la persona responsable de

instalar, y/o dar mantenimiento preventivo a los sistemas de

desagüe, gas, agua potable… y sus accesorios, como son los

medidores, muebles de baño y de cocina, reguladores,

calentadores, regaderas, entre otros. Él trabaja en forma

independiente en la mayor parte de los casos. Atiende

requerimientos provenientes de casas habitación, centros

deportivos, hoteles, hospitales, escuelas, edificios de oficinas,

comercios... y todo tipo de establecimientos con algún

sistema hidráulico-sanitario a instalar o reparar.

Para iniciar su trabajo, el Plomero recaba información que le

permita comprender la naturaleza del trabajo a realizar,

determinar la ubicación de los sistemas de tubería y elaborar

un presupuesto, el cual incluye el costo de materiales y mano

de obra. Para ello, entrevista a los usuarios, revisa la

construcción e interpreta planos y croquis. Una vez aceptado

el presupuesto, el Plomero puede efectuar la compra de los

materiales a utilizar, previo acuerdo con el cliente y entrega de

las notas o facturas comprobatorias de los gastos. Para

economizar, de igual manera, puede valorar el estado de piezas

ya usadas, aunque útiles para los trabajos a realizar.

Una vez que el Plomero ha hecho acopio de los materiales e

información requerida, localiza, mide y marca en paredes,

pisos... los puntos de referencia para iniciar los trabajos de

reparación o instalación. De ser necesario, excava, ranura... en

techos, pisos, muros... con el auxilio de diversas herramientas

manuales o eléctricas, tales como esmeril portátil eléctrico, cincel,

martillo, pala, pico… Enseguida, mide, corta, dobla y rosca la

tubería a instalar para darle la forma requerida. En

esta etapa, utiliza curva-tubos, arco de sierra, corta-tubos,

dobladora, mordaza de cadena, mordaza para tubos, abocinador y

llave inglesa, entre otras herramientas. Finalmente, por medio de

soldadura, cemento, tornillos, codos, soplete y abrazaderas, entre

otros, une la tubería para integrar los diferentes sistemas de

instalación. El Plomero también prueba y ajusta los mecanismos

de control de medidores, quemadores... De igual manera, verifica

el estado de la tubería y conexiones para detectar fugas de gas,

agua y otros líquidos mediante calibradores de presión, pruebas

con humo, aire comprimido, e hidrostáticas... con el fin de

corregir desperfectos.

El Plomero debe tener conocimientos en instalaciones de gas,

hidráulicas, sanitarias e, incluso, eléctricas y neumáticas. También

ha de saber interpretar planos y tener nociones de albañilería y

técnicas constructivas, entre otros conocimientos.

En el ámbito laboral, al Plomero también se le conoce como

Plomero gasista, Oficial plomero, Maestro plomero, Ductero y

Tubero, entre otros. Cabe mencionar que al Plomero en algunos

lugares se le conoce como Fontanero, aunque la labor de éste

suele estar más enfocada a la limpieza y desazolve de las

instalaciones hidro-sanitarias.